Consejos para evitar la gripe

by

Cada año por estas fechas tenemos la inevitable amenaza de la gripe que satura las urgencias, aumenta el número de hospitalizaciones que resultan más prolongadas y provoca un malestar general que impide a muchas personas llevar a cabo sus tareas cotidianas.

Existen colectivos de población más vulnerables a contraer esta enfermedad como son las embarazadas, los pacientes oncológicos, los enfermos crónicos, los inmunodeprimidos, los cardiópatas, y los obesos mórbidos. Por ejemplo, la gripe es una de las causas más importantes de morbimortalidad en las personas mayores de 60 años, así que es preciso extremar las medidas higiénicas para evitar la transmisión del virusque la causa.

Pero existen medidas fáciles para prevenir el contagio:

  • Evitar el contacto directo o muy cercano con personas que estén enfermas.
  • Ventilar adecuadamente las estancias cerradas.
  • Evitar estornudar o toser al aire o tapándote con las manos. Los virus se transmiten por las pequeñas gotitas que se expelen en la tos o estornudo. Es mejor taparnos con el codo o un pañuelo desechable.
  • Evitar los ambientes fríos, húmedos o con humo.
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras para aportar un extra de vitaminas y minerales a nuestra dieta para reforzar las defensas.
  • En casos de grupos de riesgos se aconseja vacunarse contra la gripe.
  • Lavarse las manos con frecuencia, ya que estas extremidades pueden entrar en contacto con millones de gérmenes al día. Es una medida tan simple como eficaz para evitar infecciones.

El lavado de manos

Según datos de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, el ochenta por ciento de patologías como la gripe y los resfriados se contagian a través del contacto con las manos. 

La OMS recomienda el lavado con agua fría o caliente –recientes estudios confirman que da igual la temperatura de esta para eliminar las bacterias−, y jabón, preferiblemente líquido que contamina menos. Hay que frotar muñecas, palmas y dorso y uñas durante al menos quince segundos con el jabón y enjuagar bien. El secado de las manos no se debe descuidar; tan importante es enjabonarse bien como que el secado sea completo.

Una alternativa para un lavado rápido y completo es la utilización de geles y otros productos a base de alcohol que eliminan los gérmenes de manera eficaz. Además están formulados con principios que protegen la piel.

Estas medidas son particularmente importantes en ciertos ámbitos como en el sanitario, donde es recomendable llevar a cabo estas pautas al entrar y salir de ver a un enfermo.

En Orbis trabajamos con especialista en ambientes limpios y que ofrecen productos para lograr una buena higiene de las manos: limpiadores de manos, dispensadores de jabón y de papel, secadores de manos, etc. Especialmente interesante es el uso de geles hidroalcohólicos que permiten una desinfección de las manos instantánea sin necesidad de agua ni desplazamientos al baño. Consulta con nuestros expertos todas nuestras soluciones. 

Deja tu mensaje Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados*